Eléctrico pero matón

El nuevo coche de Tesla Motors, un descapotable deportivo que es totalmente eléctrico. Nada de gasolina, no tiene ni siquiera tubo de escape. Y además es bonito.

Imagen

Cuando nos hablan de coches eléctricos pensamos normalmente en algo parecido a los carritos de golf, la clase de vehículo que te sirve para perseguir una pelotita blanca por una superficie de hierba llana cortada a la altura perfecta pero que te dejará tirado en la primera cuesta que te encuentres. El Roadster de Tesla es diferente. Pocos carritos de golf aceleran de cero a 100 en 4 segundos, llegan a los 210 Km/h o recorren 400 kilómetros con una sola carga y este coche tiene el encanto añadido de que los niños no te señalan por la calle por conducir un vehículo parecido al papamóvil pero sin cristales.

Los dueños de la idea han conseguido que hasta Google meta dinero en su proyecto. No quiere decir mucho, porque la verdad es que los chicos de Google han metido dinero hasta en fon, pero parece que esto de Tesla Motors va en serio.

El principal inconveniente de este coche es que cada 400km se tiene que cargar durante 3 horas y media, lo que lo convierte en un coche de ciudad y no de viajecitos…

Esta preciosidad cuesta entre 60.000 y 90.000 euros. Los primeros 100 ejemplares ya se han vendido y ahora Tesla Motors está fabricando una nueva hornada.

Anuncios
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: