Zapatillas que crecen al ritmo de tu hijo

Los zapatos de Inchworm crecen hasta tres tallas.

No sólo meten ruido, hay que ver como crecen los condenados. Los niños son como pequeñas máquinas de destrozar la ropa. Compras un día unos zapatos y a las pocas semanas ya no sirven para nada. No es extraño que esté tan de moda eso de tener críos virtuales. Una empresa holandesa ha creado Eccky, un bebé virtual que los padres pueden crear a su imagen y semejanza y cuidar como un Tamagotchi a través del teléfono móvil y el PC. Ya tienen a más de 300.000 “padres” enganchados en holanda. Ahora planean dar el salto al resto del mundo de la mano del Messenger de Microsoft. Ver para creer.

Mientras tanto, y para los padres de niños de carne y hueso, he aquí una práctica zapatilla. Se estira para ofrecer hasta 3 tallas diferentes pulsando un botón. Un altavoz interno “chiva” a los padres la talla que está seleccionada en ese momento. Así una sola zapatilla puede servir para más tiempo. En un extrañísimo ataque de originalidad, Inchworm, la empresa creadora de la tecnología, ha decidido bautizar esta capacidad de estiramiento como iFit. ¿Sorprendido?

(vía gadgetoblog)

Anuncios
  • Trackback are closed
  • Comentarios (1)
    • Loladelana
    • 18/10/06

    A mí las más de las veces los textos larguísimos y con letra pequeñita me desaniman. Leer en pantalla me gusta poco. En fin, yo también tengo un blog:

    http://www.diasdelana.com/

    ESto de las zapatillas crecederas tiene un inconveniente: en pies juveniles unas zapatillas de un mes apestan, ¿cómo olerán después de tres años de uso? Para pensárselo. Más bien las deberían desinventar.

Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: